www.jorgeluispinto.com
Regresar

REPORTAJES

REPORTAJES

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”: Jorge Fossati
Jorge Fossati actualmente dirige al Peñarol de Uruguay
“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”: Jorge Fossati

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”: Jorge Fossati



Martes 30 de setiembre del 2014  |  editor@jorgeluispinto.com

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”

Para Jorge Fossati, el cigarrillo más que un vicio es un placer, un relajante al que acude luego de cada comida, en sus momentos de meditación y sosiego.

Y es que se suponen escasos los instantes de calma cuando se ha elegido una profesión que exige intensidad, carácter, vender credibilidad; cuando solo las victorias convertidas en rutina permiten perdurar.

Fossati (22 de noviembre de 1952), es el actual entrenador del Peñarol uruguayo, con el que celebró cinco títulos de Liga en sus épocas de jugador. Se desempeñó como arquero y mantuvo una fecunda carrera durante 20 años, atajando también en clubes de Argentina, Paraguay, Chile, Colombia y Brasil.      

El entrenador ‘Charrúa’, además se ha distinguido por conducir a la Liga de Quito a la conquista de la Recopa y la Copa Sudamericana en forma respectiva. Dirigió a la selección de su país y se ha convertido en un trotamundos del fútbol.

En diálogo con jorgeluispinto.com, habló de sus experiencias desde la raya técnica y abrió su camerino.    

¿De qué debe estar revestido un entrenador de fútbol?

“Hay una condición que no sé si la tenga, pero me gustaría tenerla, y es el equilibrio emocional, que es lo que permite tener la medida para creértela cuando las cosas van bien, y de no dejarte abatir cuando la situación es negativa. Además, la personalidad del entrenador es fundamental, porque debe transmitirles cosas a sus jugadores”.

¿Cómo se logra mantener un equipo motivado, cuando es difícil hacerlo con los suplentes?

“Es difícil. Una vez, cuando jugaba en Brasil, el técnico el primer día de trabajo nos dijo, ‘sé que desde aquí en adelante voy a tener once amigos, cinco indiferentes y un montón de enemigos’. Creo que exageró un poco, pero suele ser así, el que juega está contento y el que no juega no lo puede estar, porque trabaja para jugar. Sin embargo, uno se debe preocupar más del que no está jugando… Hacerle sentir que lo respetas tanto o más que el que está jugando. Cuando el jugador capta que el entrenador decide no por simpatías, caprichos o intereses, y que solo le interesa el bien del equipo, solo pensará que estás equivocado, pero te va a respaldar porque sos honesto”.

¿Sigue a algún entrenador o un equipo en especial?

“No. Trato de aprender de todo y mirar lo que más puedo, porque todos los días quiero crecer”.

Por el excesivo entrenamiento que tienen los porteros, como lo fue usted, ¿Sus equipos tienen un alto componente físico?

“No. Creo que lo que me ayuda el haber sido arquero es que los jugadores hasta mitad de cancha son los que más piensan los partidos y los que más están pendientes de la parte táctica. Los defensas y el arquero son los que están más preocupados de lo que pide el entrenador, del orden, la disciplina táctica, y yo era la voz cantante del entrenador dentro de la cancha, así que me fui entrenando sin darme cuenta”.

¿Sus jugadores deben tener unos rasgos característicos en cuando a los valores?

“Sí, cuando incorporo a alguien al plantel, debe tener claros los valores de un deportista profesional, debe saber cómo me manejo en cuanto a la conducción del equipo, y de ese modo, prefiero a un jugador que pueda estar un escalón abajo en lo técnico y lo físico, pero que como profesional y como persona aporte cosas al grupo”.

¿Y sus cuerpos técnicos?

“Alguien dijo una vez que la gran capacidad de quien dirige es la de saberse rodear. Entonces, los colaboradores en el cuerpo técnico deben tener conocimientos profesionales en el área en el que se les requiere, y luego, saberse complementar, pero por sobre todas las cosas, que se adapten”.

¿Ha agregado nuevos componentes a sus cuerpos técnicos, ahora en la era de las nuevas tecnologías y cuando se hace tanto énfasis en la parte mental de los jugadores?

“He mantenido la escuela de siempre. Busco que mis asistentes se complementen. Además, hoy es sumamente importante el tema de la tecnología, que sirve para mantenerte informado de todo, saber presentarles un video a los jugadores y saber leer los partidos, pero lo esencial no cambia”.

Decía Diego Simeone que prefería el día a día, en lugar de dirigir a una selección, ¿Qué diferencias palpa entre ambos trabajadores?

“Como seleccionador nacional te sentís muchas veces impotente porque tenés muchas cosas para transmitirles a tus jugadores y en ocasiones transcurren meses sin poderte juntar con ellos; pero también hay otros caminos, como ir a visitarlos o comunicarse por otros medios. Pero también es cierto que en los clubes te tenés que arreglar con los que hay, mientras que en la selección podés elegir a tu gusto”.

¿Cómo se potencia un grupo para que pierda el complejo de inferioridad frente a sus rivales, como lo hizo Costa Rica durante el Mundial de Brasil-2014?

“Eso depende de dónde estés dirigiendo. Lo primero que se debe hacer es conocer la idiosincrasia de dónde estás dirigiendo. No es lo mismo dirigir a un uruguayo que a un colombiano, entonces, tenés que saber cómo son para saber por dónde les llegas. Y en el caso de Costa Rica lo que primó fue que se sintieron fuertes desde lo táctico. También es cierto que no jugaron con la misma presión que lo pudiera hacer una potencia; pero el ‘profe’ Jorge Luis Pinto tuvo la capacidad para que sus jugadores se sintieran fuertes a través de lo táctico, y luego, los hizo creer en ellos mismos. Ese fue el coctel que derivó en los resultados”.

Pareciera que Alemania se impuso en el Mundial aún sin haberse exigido a fondo…

“No. Creo que Alemania es una gran selección, y no tengo la menor duda de que tuvieron que poner lo máximo. Sé es mejor que el otro cuando se está en un mejor nivel”.   

Héctor Fabio Gruesso

hgruesso@hotmail.com

Fuente: Comunicaciones Jorge Luis Pinto

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”: Jorge Fossati



Martes 30 de setiembre del 2014  |  editor@jorgeluispinto.com

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”

Para Jorge Fossati, el cigarrillo más que un vicio es un placer, un relajante al que acude luego de cada comida, en sus momentos de meditación y sosiego.

Y es que se suponen escasos los instantes de calma cuando se ha elegido una profesión que exige intensidad, carácter, vender credibilidad; cuando solo las victorias convertidas en rutina permiten perdurar.

Fossati (22 de noviembre de 1952), es el actual entrenador del Peñarol uruguayo, con el que celebró cinco títulos de Liga en sus épocas de jugador. Se desempeñó como arquero y mantuvo una fecunda carrera durante 20 años, atajando también en clubes de Argentina, Paraguay, Chile, Colombia y Brasil.      

El entrenador ‘Charrúa’, además se ha distinguido por conducir a la Liga de Quito a la conquista de la Recopa y la Copa Sudamericana en forma respectiva. Dirigió a la selección de su país y se ha convertido en un trotamundos del fútbol.

En diálogo con jorgeluispinto.com, habló de sus experiencias desde la raya técnica y abrió su camerino.    

¿De qué debe estar revestido un entrenador de fútbol?

“Hay una condición que no sé si la tenga, pero me gustaría tenerla, y es el equilibrio emocional, que es lo que permite tener la medida para creértela cuando las cosas van bien, y de no dejarte abatir cuando la situación es negativa. Además, la personalidad del entrenador es fundamental, porque debe transmitirles cosas a sus jugadores”.

¿Cómo se logra mantener un equipo motivado, cuando es difícil hacerlo con los suplentes?

“Es difícil. Una vez, cuando jugaba en Brasil, el técnico el primer día de trabajo nos dijo, ‘sé que desde aquí en adelante voy a tener once amigos, cinco indiferentes y un montón de enemigos’. Creo que exageró un poco, pero suele ser así, el que juega está contento y el que no juega no lo puede estar, porque trabaja para jugar. Sin embargo, uno se debe preocupar más del que no está jugando… Hacerle sentir que lo respetas tanto o más que el que está jugando. Cuando el jugador capta que el entrenador decide no por simpatías, caprichos o intereses, y que solo le interesa el bien del equipo, solo pensará que estás equivocado, pero te va a respaldar porque sos honesto”.

¿Sigue a algún entrenador o un equipo en especial?

“No. Trato de aprender de todo y mirar lo que más puedo, porque todos los días quiero crecer”.

Por el excesivo entrenamiento que tienen los porteros, como lo fue usted, ¿Sus equipos tienen un alto componente físico?

“No. Creo que lo que me ayuda el haber sido arquero es que los jugadores hasta mitad de cancha son los que más piensan los partidos y los que más están pendientes de la parte táctica. Los defensas y el arquero son los que están más preocupados de lo que pide el entrenador, del orden, la disciplina táctica, y yo era la voz cantante del entrenador dentro de la cancha, así que me fui entrenando sin darme cuenta”.

¿Sus jugadores deben tener unos rasgos característicos en cuando a los valores?

“Sí, cuando incorporo a alguien al plantel, debe tener claros los valores de un deportista profesional, debe saber cómo me manejo en cuanto a la conducción del equipo, y de ese modo, prefiero a un jugador que pueda estar un escalón abajo en lo técnico y lo físico, pero que como profesional y como persona aporte cosas al grupo”.

¿Y sus cuerpos técnicos?

“Alguien dijo una vez que la gran capacidad de quien dirige es la de saberse rodear. Entonces, los colaboradores en el cuerpo técnico deben tener conocimientos profesionales en el área en el que se les requiere, y luego, saberse complementar, pero por sobre todas las cosas, que se adapten”.

¿Ha agregado nuevos componentes a sus cuerpos técnicos, ahora en la era de las nuevas tecnologías y cuando se hace tanto énfasis en la parte mental de los jugadores?

“He mantenido la escuela de siempre. Busco que mis asistentes se complementen. Además, hoy es sumamente importante el tema de la tecnología, que sirve para mantenerte informado de todo, saber presentarles un video a los jugadores y saber leer los partidos, pero lo esencial no cambia”.

Decía Diego Simeone que prefería el día a día, en lugar de dirigir a una selección, ¿Qué diferencias palpa entre ambos trabajadores?

“Como seleccionador nacional te sentís muchas veces impotente porque tenés muchas cosas para transmitirles a tus jugadores y en ocasiones transcurren meses sin poderte juntar con ellos; pero también hay otros caminos, como ir a visitarlos o comunicarse por otros medios. Pero también es cierto que en los clubes te tenés que arreglar con los que hay, mientras que en la selección podés elegir a tu gusto”.

¿Cómo se potencia un grupo para que pierda el complejo de inferioridad frente a sus rivales, como lo hizo Costa Rica durante el Mundial de Brasil-2014?

“Eso depende de dónde estés dirigiendo. Lo primero que se debe hacer es conocer la idiosincrasia de dónde estás dirigiendo. No es lo mismo dirigir a un uruguayo que a un colombiano, entonces, tenés que saber cómo son para saber por dónde les llegas. Y en el caso de Costa Rica lo que primó fue que se sintieron fuertes desde lo táctico. También es cierto que no jugaron con la misma presión que lo pudiera hacer una potencia; pero el ‘profe’ Jorge Luis Pinto tuvo la capacidad para que sus jugadores se sintieran fuertes a través de lo táctico, y luego, los hizo creer en ellos mismos. Ese fue el coctel que derivó en los resultados”.

Pareciera que Alemania se impuso en el Mundial aún sin haberse exigido a fondo…

“No. Creo que Alemania es una gran selección, y no tengo la menor duda de que tuvieron que poner lo máximo. Sé es mejor que el otro cuando se está en un mejor nivel”.   

Héctor Fabio Gruesso

hgruesso@hotmail.com

Fuente: Comunicaciones Jorge Luis Pinto

 
VOLVER ATRÁS
© 2013 Todos los derechos reservados.
www.jorgeluispinto.com
Regresar

REPORTAJES

REPORTAJES

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”: Jorge Fossati
Jorge Fossati actualmente dirige al Peñarol de Uruguay
“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”: Jorge Fossati

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”: Jorge Fossati



Martes 30 de setiembre del 2014  |  editor@jorgeluispinto.com

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”

Para Jorge Fossati, el cigarrillo más que un vicio es un placer, un relajante al que acude luego de cada comida, en sus momentos de meditación y sosiego.

Y es que se suponen escasos los instantes de calma cuando se ha elegido una profesión que exige intensidad, carácter, vender credibilidad; cuando solo las victorias convertidas en rutina permiten perdurar.

Fossati (22 de noviembre de 1952), es el actual entrenador del Peñarol uruguayo, con el que celebró cinco títulos de Liga en sus épocas de jugador. Se desempeñó como arquero y mantuvo una fecunda carrera durante 20 años, atajando también en clubes de Argentina, Paraguay, Chile, Colombia y Brasil.      

El entrenador ‘Charrúa’, además se ha distinguido por conducir a la Liga de Quito a la conquista de la Recopa y la Copa Sudamericana en forma respectiva. Dirigió a la selección de su país y se ha convertido en un trotamundos del fútbol.

En diálogo con jorgeluispinto.com, habló de sus experiencias desde la raya técnica y abrió su camerino.    

¿De qué debe estar revestido un entrenador de fútbol?

“Hay una condición que no sé si la tenga, pero me gustaría tenerla, y es el equilibrio emocional, que es lo que permite tener la medida para creértela cuando las cosas van bien, y de no dejarte abatir cuando la situación es negativa. Además, la personalidad del entrenador es fundamental, porque debe transmitirles cosas a sus jugadores”.

¿Cómo se logra mantener un equipo motivado, cuando es difícil hacerlo con los suplentes?

“Es difícil. Una vez, cuando jugaba en Brasil, el técnico el primer día de trabajo nos dijo, ‘sé que desde aquí en adelante voy a tener once amigos, cinco indiferentes y un montón de enemigos’. Creo que exageró un poco, pero suele ser así, el que juega está contento y el que no juega no lo puede estar, porque trabaja para jugar. Sin embargo, uno se debe preocupar más del que no está jugando… Hacerle sentir que lo respetas tanto o más que el que está jugando. Cuando el jugador capta que el entrenador decide no por simpatías, caprichos o intereses, y que solo le interesa el bien del equipo, solo pensará que estás equivocado, pero te va a respaldar porque sos honesto”.

¿Sigue a algún entrenador o un equipo en especial?

“No. Trato de aprender de todo y mirar lo que más puedo, porque todos los días quiero crecer”.

Por el excesivo entrenamiento que tienen los porteros, como lo fue usted, ¿Sus equipos tienen un alto componente físico?

“No. Creo que lo que me ayuda el haber sido arquero es que los jugadores hasta mitad de cancha son los que más piensan los partidos y los que más están pendientes de la parte táctica. Los defensas y el arquero son los que están más preocupados de lo que pide el entrenador, del orden, la disciplina táctica, y yo era la voz cantante del entrenador dentro de la cancha, así que me fui entrenando sin darme cuenta”.

¿Sus jugadores deben tener unos rasgos característicos en cuando a los valores?

“Sí, cuando incorporo a alguien al plantel, debe tener claros los valores de un deportista profesional, debe saber cómo me manejo en cuanto a la conducción del equipo, y de ese modo, prefiero a un jugador que pueda estar un escalón abajo en lo técnico y lo físico, pero que como profesional y como persona aporte cosas al grupo”.

¿Y sus cuerpos técnicos?

“Alguien dijo una vez que la gran capacidad de quien dirige es la de saberse rodear. Entonces, los colaboradores en el cuerpo técnico deben tener conocimientos profesionales en el área en el que se les requiere, y luego, saberse complementar, pero por sobre todas las cosas, que se adapten”.

¿Ha agregado nuevos componentes a sus cuerpos técnicos, ahora en la era de las nuevas tecnologías y cuando se hace tanto énfasis en la parte mental de los jugadores?

“He mantenido la escuela de siempre. Busco que mis asistentes se complementen. Además, hoy es sumamente importante el tema de la tecnología, que sirve para mantenerte informado de todo, saber presentarles un video a los jugadores y saber leer los partidos, pero lo esencial no cambia”.

Decía Diego Simeone que prefería el día a día, en lugar de dirigir a una selección, ¿Qué diferencias palpa entre ambos trabajadores?

“Como seleccionador nacional te sentís muchas veces impotente porque tenés muchas cosas para transmitirles a tus jugadores y en ocasiones transcurren meses sin poderte juntar con ellos; pero también hay otros caminos, como ir a visitarlos o comunicarse por otros medios. Pero también es cierto que en los clubes te tenés que arreglar con los que hay, mientras que en la selección podés elegir a tu gusto”.

¿Cómo se potencia un grupo para que pierda el complejo de inferioridad frente a sus rivales, como lo hizo Costa Rica durante el Mundial de Brasil-2014?

“Eso depende de dónde estés dirigiendo. Lo primero que se debe hacer es conocer la idiosincrasia de dónde estás dirigiendo. No es lo mismo dirigir a un uruguayo que a un colombiano, entonces, tenés que saber cómo son para saber por dónde les llegas. Y en el caso de Costa Rica lo que primó fue que se sintieron fuertes desde lo táctico. También es cierto que no jugaron con la misma presión que lo pudiera hacer una potencia; pero el ‘profe’ Jorge Luis Pinto tuvo la capacidad para que sus jugadores se sintieran fuertes a través de lo táctico, y luego, los hizo creer en ellos mismos. Ese fue el coctel que derivó en los resultados”.

Pareciera que Alemania se impuso en el Mundial aún sin haberse exigido a fondo…

“No. Creo que Alemania es una gran selección, y no tengo la menor duda de que tuvieron que poner lo máximo. Sé es mejor que el otro cuando se está en un mejor nivel”.   

Héctor Fabio Gruesso

hgruesso@hotmail.com

Fuente: Comunicaciones Jorge Luis Pinto

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”: Jorge Fossati



Martes 30 de setiembre del 2014  |  editor@jorgeluispinto.com

“Costa Rica se sintió fuerte desde lo táctico”

Para Jorge Fossati, el cigarrillo más que un vicio es un placer, un relajante al que acude luego de cada comida, en sus momentos de meditación y sosiego.

Y es que se suponen escasos los instantes de calma cuando se ha elegido una profesión que exige intensidad, carácter, vender credibilidad; cuando solo las victorias convertidas en rutina permiten perdurar.

Fossati (22 de noviembre de 1952), es el actual entrenador del Peñarol uruguayo, con el que celebró cinco títulos de Liga en sus épocas de jugador. Se desempeñó como arquero y mantuvo una fecunda carrera durante 20 años, atajando también en clubes de Argentina, Paraguay, Chile, Colombia y Brasil.      

El entrenador ‘Charrúa’, además se ha distinguido por conducir a la Liga de Quito a la conquista de la Recopa y la Copa Sudamericana en forma respectiva. Dirigió a la selección de su país y se ha convertido en un trotamundos del fútbol.

En diálogo con jorgeluispinto.com, habló de sus experiencias desde la raya técnica y abrió su camerino.    

¿De qué debe estar revestido un entrenador de fútbol?

“Hay una condición que no sé si la tenga, pero me gustaría tenerla, y es el equilibrio emocional, que es lo que permite tener la medida para creértela cuando las cosas van bien, y de no dejarte abatir cuando la situación es negativa. Además, la personalidad del entrenador es fundamental, porque debe transmitirles cosas a sus jugadores”.

¿Cómo se logra mantener un equipo motivado, cuando es difícil hacerlo con los suplentes?

“Es difícil. Una vez, cuando jugaba en Brasil, el técnico el primer día de trabajo nos dijo, ‘sé que desde aquí en adelante voy a tener once amigos, cinco indiferentes y un montón de enemigos’. Creo que exageró un poco, pero suele ser así, el que juega está contento y el que no juega no lo puede estar, porque trabaja para jugar. Sin embargo, uno se debe preocupar más del que no está jugando… Hacerle sentir que lo respetas tanto o más que el que está jugando. Cuando el jugador capta que el entrenador decide no por simpatías, caprichos o intereses, y que solo le interesa el bien del equipo, solo pensará que estás equivocado, pero te va a respaldar porque sos honesto”.

¿Sigue a algún entrenador o un equipo en especial?

“No. Trato de aprender de todo y mirar lo que más puedo, porque todos los días quiero crecer”.

Por el excesivo entrenamiento que tienen los porteros, como lo fue usted, ¿Sus equipos tienen un alto componente físico?

“No. Creo que lo que me ayuda el haber sido arquero es que los jugadores hasta mitad de cancha son los que más piensan los partidos y los que más están pendientes de la parte táctica. Los defensas y el arquero son los que están más preocupados de lo que pide el entrenador, del orden, la disciplina táctica, y yo era la voz cantante del entrenador dentro de la cancha, así que me fui entrenando sin darme cuenta”.

¿Sus jugadores deben tener unos rasgos característicos en cuando a los valores?

“Sí, cuando incorporo a alguien al plantel, debe tener claros los valores de un deportista profesional, debe saber cómo me manejo en cuanto a la conducción del equipo, y de ese modo, prefiero a un jugador que pueda estar un escalón abajo en lo técnico y lo físico, pero que como profesional y como persona aporte cosas al grupo”.

¿Y sus cuerpos técnicos?

“Alguien dijo una vez que la gran capacidad de quien dirige es la de saberse rodear. Entonces, los colaboradores en el cuerpo técnico deben tener conocimientos profesionales en el área en el que se les requiere, y luego, saberse complementar, pero por sobre todas las cosas, que se adapten”.

¿Ha agregado nuevos componentes a sus cuerpos técnicos, ahora en la era de las nuevas tecnologías y cuando se hace tanto énfasis en la parte mental de los jugadores?

“He mantenido la escuela de siempre. Busco que mis asistentes se complementen. Además, hoy es sumamente importante el tema de la tecnología, que sirve para mantenerte informado de todo, saber presentarles un video a los jugadores y saber leer los partidos, pero lo esencial no cambia”.

Decía Diego Simeone que prefería el día a día, en lugar de dirigir a una selección, ¿Qué diferencias palpa entre ambos trabajadores?

“Como seleccionador nacional te sentís muchas veces impotente porque tenés muchas cosas para transmitirles a tus jugadores y en ocasiones transcurren meses sin poderte juntar con ellos; pero también hay otros caminos, como ir a visitarlos o comunicarse por otros medios. Pero también es cierto que en los clubes te tenés que arreglar con los que hay, mientras que en la selección podés elegir a tu gusto”.

¿Cómo se potencia un grupo para que pierda el complejo de inferioridad frente a sus rivales, como lo hizo Costa Rica durante el Mundial de Brasil-2014?

“Eso depende de dónde estés dirigiendo. Lo primero que se debe hacer es conocer la idiosincrasia de dónde estás dirigiendo. No es lo mismo dirigir a un uruguayo que a un colombiano, entonces, tenés que saber cómo son para saber por dónde les llegas. Y en el caso de Costa Rica lo que primó fue que se sintieron fuertes desde lo táctico. También es cierto que no jugaron con la misma presión que lo pudiera hacer una potencia; pero el ‘profe’ Jorge Luis Pinto tuvo la capacidad para que sus jugadores se sintieran fuertes a través de lo táctico, y luego, los hizo creer en ellos mismos. Ese fue el coctel que derivó en los resultados”.

Pareciera que Alemania se impuso en el Mundial aún sin haberse exigido a fondo…

“No. Creo que Alemania es una gran selección, y no tengo la menor duda de que tuvieron que poner lo máximo. Sé es mejor que el otro cuando se está en un mejor nivel”.   

Héctor Fabio Gruesso

hgruesso@hotmail.com

Fuente: Comunicaciones Jorge Luis Pinto

 
VOLVER ATRÁS
© 2013 Todos los derechos reservados.