www.jorgeluispinto.com
Regresar

REPORTAJES

REPORTAJES

Diego Umaña:
Diego Umaña:

Diego Umaña: "Colombia debe ir al rescate de su estilo"



Lunes 09 de Julio del 2018  |  Hector Fabio Grueso

Se encienden las luces, se ubican las cámaras, estalla la pirotecnia; se exhibe la majestuosidad de los estadios y se manifiesta la sobriedad de los rusos. Entre tanto, cuando el fútbol quiere mostrar su lado más agradable, Cavani anota dos golazos, pero su esfuerzo físico lo dejó al margen del Mundial; James Rodríguez también sufrió el rigor de la ardua temporada con su club, y Brasil terminó padeciendo frente a Bélgica tras la ausencia de Casemiro. “Cuando las individualidades están por encima de la idea de juego, muchas veces esas dependencias son definitivas para ganar o perder; aunque Uruguay jugó de acuerdo a su estilo”, sostiene Diego Édison Umaña.

Umaña, campeón con América, Junior y con el Juan Aurich peruano, se mostró desencantado de la Copa Mundo que se disputa en Rusia, y en desacuerdo con la euforia que generó en Colombia el haber sido eliminados en los Octavos de Final.“Colombia hace un mes le había ganado a Francia y hoy Francia es la potencia. Colombia es mejor que Inglaterra, Suecia, Rusia, y está tú a tú con Bélgica. Pudo aspirar a llegar a la final. Ya le había ganado a Polonia, que fue uno de los más fuertes en las Eliminatorias de Europa. Lo digo para mejorar, no por criticar. Hay que mantener la condura y decir lo que se dejó de aprovechar. Hubiera sido un orgullo grande para todos”.

¿Qué debe replantear Colombia?

 “Lo primero, es ir al rescate de su estilo, de su sentir, de lo que nos ha gustado; de nuestra identidad, y a partir de ello, lograr los objetivos. Los jugadores están capacitados para hacerlo. La dictadura del resultado, no puede menoscabar el legado que se dejó a través de los años”.

¿Este Mundial está más enmarcado por la promoción que por lo futbolístico? 

“Ha tomado ese cambio. En el 62, uno lo escuchaba a través de la radio, luego, se empezó a ver algunos partidos por televisión. En el 86, todo el planeta vio a Maradona. Ahora, esto sigue avanzando, pero afuera. Este Mundial tiene más protagonismo afuera que en la cancha, por la tecnología y las facilidades que hay para transmitir información, pero la esencia del juego, el goce, la espontaneidad, no tiene tanta importancia. Uno ve que en ocasiones se marca, 70% de posesión de un equipo, pero no explican en qué sector de la cancha sucedió ni lo que generó. Eso sin profundidad ni cambio de ritmo en el último tercio de la cancha, no sirve para nada. En este Mundial, hay jugadores que no pudieron llegar en su mejor forma”.

La pérdida de identidad de Argentina: “Desde hace años viene con muchos inconvenientes. Tengo muchos recortes de periódicos, donde se hablaba de la idea de juego y el sentimiento de los argentinos, y cuando yo jugaba contra ellos, los mejores jugadores de Argentina estaban en esa Liga, no en Europa. Ellos se fueron alejando de esa relación respetuosa hacia la pelota y llegaron al huevo, huevo, a correr, meter, a luchar. Argentina tiene que volver a su esencia, de Maradona, Riquelme, Bochini, ‘Orteguita’. Cualquier jugador que se destaca, va al exterior. Alguien decía groseramente, ‘es que venden a los buenos, para pagarles a los malos’. La Selección argentina que jugó en este Mundial, no representó al fútbol de su país; manifestaron otro sentir”.

Los partidos los ganan los que menos errores cometan, ¿han sido superiores los errores a las virtudes? “Sí, porque para el Mundial no hay tiempo de preparación, entonces, todo es improvisado, aunque digan que todo está perfectamente planificado. Hay muchas limitaciones que tienen los seleccionadores. Hay pequeñas cosas invisibles fuera del vestuario. Los departamentos médicos deben trabajar permanentemente, para poner a los jugadores lo mejor posible, además de guardar secretos. Y los jugadores quieren hacer piques, rotaciones a velocidad, combinaciones, y no lo pueden hacer seguidamente, porque tienen fatigas secretas y no se quieren ir del Mundial. Por eso, rinden de forma diferente a lo que muestran en los clubes. Cuando Cavanni hizo los goles y más se motivó, se lesionó. Algunos jugadores dan lastima. Juegan 15 minutos y se quedan, porque no pueden mostrar todo su potencial”.

¿Los técnicos de selecciones pueden justificar que no tienen tiempo para trabajar?

 “Tenés que inventarte lo que más podás. La mejor metodología para un entrenador que se considere moderno, es que sea consciente de que debe hacer lo que los jugadores necesitan. Debe comprender y luego elegir lo que va a aplicar para poner bien a los futbolistas”.

La mejor Selección: “Dentro de la pobreza que he visto en este Mundial, comparado con otros, porque yo vi el 70, el 82, lo mejorcito ha sido Bélgica. A Francia le ganamos hace un mes. Pensé que Suecia podía llegar. Hoy en día, como dice Bielsa, en el fútbol no podés dar pronósticos ni declarar favoritos, porque quedás mal, y en este Mundial ha sido así. Estos equipos europeos no se alcanzaron a soñar que iban a ser los grandes protagonistas del Mundial, y pasa porque hay cansancio, porque se viene de un desgaste excesivo durante 11 meses. Tras esas fatigas físicas y cognitivas, a veces sale campeón no el mejor, sino el que más resistió durante el mes”.

Hector Fabio Grueso


hgruesso@hotmail.com

Fuente: Comunicaciones Jorge Luis Pinto

Diego Umaña: "Colombia debe ir al rescate de su estilo"



Lunes 09 de Julio del 2018  |  Hector Fabio Grueso

Se encienden las luces, se ubican las cámaras, estalla la pirotecnia; se exhibe la majestuosidad de los estadios y se manifiesta la sobriedad de los rusos. Entre tanto, cuando el fútbol quiere mostrar su lado más agradable, Cavani anota dos golazos, pero su esfuerzo físico lo dejó al margen del Mundial; James Rodríguez también sufrió el rigor de la ardua temporada con su club, y Brasil terminó padeciendo frente a Bélgica tras la ausencia de Casemiro. “Cuando las individualidades están por encima de la idea de juego, muchas veces esas dependencias son definitivas para ganar o perder; aunque Uruguay jugó de acuerdo a su estilo”, sostiene Diego Édison Umaña.

Umaña, campeón con América, Junior y con el Juan Aurich peruano, se mostró desencantado de la Copa Mundo que se disputa en Rusia, y en desacuerdo con la euforia que generó en Colombia el haber sido eliminados en los Octavos de Final.“Colombia hace un mes le había ganado a Francia y hoy Francia es la potencia. Colombia es mejor que Inglaterra, Suecia, Rusia, y está tú a tú con Bélgica. Pudo aspirar a llegar a la final. Ya le había ganado a Polonia, que fue uno de los más fuertes en las Eliminatorias de Europa. Lo digo para mejorar, no por criticar. Hay que mantener la condura y decir lo que se dejó de aprovechar. Hubiera sido un orgullo grande para todos”.

¿Qué debe replantear Colombia?

 “Lo primero, es ir al rescate de su estilo, de su sentir, de lo que nos ha gustado; de nuestra identidad, y a partir de ello, lograr los objetivos. Los jugadores están capacitados para hacerlo. La dictadura del resultado, no puede menoscabar el legado que se dejó a través de los años”.

¿Este Mundial está más enmarcado por la promoción que por lo futbolístico? 

“Ha tomado ese cambio. En el 62, uno lo escuchaba a través de la radio, luego, se empezó a ver algunos partidos por televisión. En el 86, todo el planeta vio a Maradona. Ahora, esto sigue avanzando, pero afuera. Este Mundial tiene más protagonismo afuera que en la cancha, por la tecnología y las facilidades que hay para transmitir información, pero la esencia del juego, el goce, la espontaneidad, no tiene tanta importancia. Uno ve que en ocasiones se marca, 70% de posesión de un equipo, pero no explican en qué sector de la cancha sucedió ni lo que generó. Eso sin profundidad ni cambio de ritmo en el último tercio de la cancha, no sirve para nada. En este Mundial, hay jugadores que no pudieron llegar en su mejor forma”.

La pérdida de identidad de Argentina: “Desde hace años viene con muchos inconvenientes. Tengo muchos recortes de periódicos, donde se hablaba de la idea de juego y el sentimiento de los argentinos, y cuando yo jugaba contra ellos, los mejores jugadores de Argentina estaban en esa Liga, no en Europa. Ellos se fueron alejando de esa relación respetuosa hacia la pelota y llegaron al huevo, huevo, a correr, meter, a luchar. Argentina tiene que volver a su esencia, de Maradona, Riquelme, Bochini, ‘Orteguita’. Cualquier jugador que se destaca, va al exterior. Alguien decía groseramente, ‘es que venden a los buenos, para pagarles a los malos’. La Selección argentina que jugó en este Mundial, no representó al fútbol de su país; manifestaron otro sentir”.

Los partidos los ganan los que menos errores cometan, ¿han sido superiores los errores a las virtudes? “Sí, porque para el Mundial no hay tiempo de preparación, entonces, todo es improvisado, aunque digan que todo está perfectamente planificado. Hay muchas limitaciones que tienen los seleccionadores. Hay pequeñas cosas invisibles fuera del vestuario. Los departamentos médicos deben trabajar permanentemente, para poner a los jugadores lo mejor posible, además de guardar secretos. Y los jugadores quieren hacer piques, rotaciones a velocidad, combinaciones, y no lo pueden hacer seguidamente, porque tienen fatigas secretas y no se quieren ir del Mundial. Por eso, rinden de forma diferente a lo que muestran en los clubes. Cuando Cavanni hizo los goles y más se motivó, se lesionó. Algunos jugadores dan lastima. Juegan 15 minutos y se quedan, porque no pueden mostrar todo su potencial”.

¿Los técnicos de selecciones pueden justificar que no tienen tiempo para trabajar?

 “Tenés que inventarte lo que más podás. La mejor metodología para un entrenador que se considere moderno, es que sea consciente de que debe hacer lo que los jugadores necesitan. Debe comprender y luego elegir lo que va a aplicar para poner bien a los futbolistas”.

La mejor Selección: “Dentro de la pobreza que he visto en este Mundial, comparado con otros, porque yo vi el 70, el 82, lo mejorcito ha sido Bélgica. A Francia le ganamos hace un mes. Pensé que Suecia podía llegar. Hoy en día, como dice Bielsa, en el fútbol no podés dar pronósticos ni declarar favoritos, porque quedás mal, y en este Mundial ha sido así. Estos equipos europeos no se alcanzaron a soñar que iban a ser los grandes protagonistas del Mundial, y pasa porque hay cansancio, porque se viene de un desgaste excesivo durante 11 meses. Tras esas fatigas físicas y cognitivas, a veces sale campeón no el mejor, sino el que más resistió durante el mes”.

Hector Fabio Grueso


hgruesso@hotmail.com

Fuente: Comunicaciones Jorge Luis Pinto

 
VOLVER ATRÁS
© 2013 Todos los derechos reservados.
www.jorgeluispinto.com
Regresar

REPORTAJES

REPORTAJES

Diego Umaña:
Diego Umaña:

Diego Umaña: "Colombia debe ir al rescate de su estilo"



Lunes 09 de Julio del 2018  |  Hector Fabio Grueso

Se encienden las luces, se ubican las cámaras, estalla la pirotecnia; se exhibe la majestuosidad de los estadios y se manifiesta la sobriedad de los rusos. Entre tanto, cuando el fútbol quiere mostrar su lado más agradable, Cavani anota dos golazos, pero su esfuerzo físico lo dejó al margen del Mundial; James Rodríguez también sufrió el rigor de la ardua temporada con su club, y Brasil terminó padeciendo frente a Bélgica tras la ausencia de Casemiro. “Cuando las individualidades están por encima de la idea de juego, muchas veces esas dependencias son definitivas para ganar o perder; aunque Uruguay jugó de acuerdo a su estilo”, sostiene Diego Édison Umaña.

Umaña, campeón con América, Junior y con el Juan Aurich peruano, se mostró desencantado de la Copa Mundo que se disputa en Rusia, y en desacuerdo con la euforia que generó en Colombia el haber sido eliminados en los Octavos de Final.“Colombia hace un mes le había ganado a Francia y hoy Francia es la potencia. Colombia es mejor que Inglaterra, Suecia, Rusia, y está tú a tú con Bélgica. Pudo aspirar a llegar a la final. Ya le había ganado a Polonia, que fue uno de los más fuertes en las Eliminatorias de Europa. Lo digo para mejorar, no por criticar. Hay que mantener la condura y decir lo que se dejó de aprovechar. Hubiera sido un orgullo grande para todos”.

¿Qué debe replantear Colombia?

 “Lo primero, es ir al rescate de su estilo, de su sentir, de lo que nos ha gustado; de nuestra identidad, y a partir de ello, lograr los objetivos. Los jugadores están capacitados para hacerlo. La dictadura del resultado, no puede menoscabar el legado que se dejó a través de los años”.

¿Este Mundial está más enmarcado por la promoción que por lo futbolístico? 

“Ha tomado ese cambio. En el 62, uno lo escuchaba a través de la radio, luego, se empezó a ver algunos partidos por televisión. En el 86, todo el planeta vio a Maradona. Ahora, esto sigue avanzando, pero afuera. Este Mundial tiene más protagonismo afuera que en la cancha, por la tecnología y las facilidades que hay para transmitir información, pero la esencia del juego, el goce, la espontaneidad, no tiene tanta importancia. Uno ve que en ocasiones se marca, 70% de posesión de un equipo, pero no explican en qué sector de la cancha sucedió ni lo que generó. Eso sin profundidad ni cambio de ritmo en el último tercio de la cancha, no sirve para nada. En este Mundial, hay jugadores que no pudieron llegar en su mejor forma”.

La pérdida de identidad de Argentina: “Desde hace años viene con muchos inconvenientes. Tengo muchos recortes de periódicos, donde se hablaba de la idea de juego y el sentimiento de los argentinos, y cuando yo jugaba contra ellos, los mejores jugadores de Argentina estaban en esa Liga, no en Europa. Ellos se fueron alejando de esa relación respetuosa hacia la pelota y llegaron al huevo, huevo, a correr, meter, a luchar. Argentina tiene que volver a su esencia, de Maradona, Riquelme, Bochini, ‘Orteguita’. Cualquier jugador que se destaca, va al exterior. Alguien decía groseramente, ‘es que venden a los buenos, para pagarles a los malos’. La Selección argentina que jugó en este Mundial, no representó al fútbol de su país; manifestaron otro sentir”.

Los partidos los ganan los que menos errores cometan, ¿han sido superiores los errores a las virtudes? “Sí, porque para el Mundial no hay tiempo de preparación, entonces, todo es improvisado, aunque digan que todo está perfectamente planificado. Hay muchas limitaciones que tienen los seleccionadores. Hay pequeñas cosas invisibles fuera del vestuario. Los departamentos médicos deben trabajar permanentemente, para poner a los jugadores lo mejor posible, además de guardar secretos. Y los jugadores quieren hacer piques, rotaciones a velocidad, combinaciones, y no lo pueden hacer seguidamente, porque tienen fatigas secretas y no se quieren ir del Mundial. Por eso, rinden de forma diferente a lo que muestran en los clubes. Cuando Cavanni hizo los goles y más se motivó, se lesionó. Algunos jugadores dan lastima. Juegan 15 minutos y se quedan, porque no pueden mostrar todo su potencial”.

¿Los técnicos de selecciones pueden justificar que no tienen tiempo para trabajar?

 “Tenés que inventarte lo que más podás. La mejor metodología para un entrenador que se considere moderno, es que sea consciente de que debe hacer lo que los jugadores necesitan. Debe comprender y luego elegir lo que va a aplicar para poner bien a los futbolistas”.

La mejor Selección: “Dentro de la pobreza que he visto en este Mundial, comparado con otros, porque yo vi el 70, el 82, lo mejorcito ha sido Bélgica. A Francia le ganamos hace un mes. Pensé que Suecia podía llegar. Hoy en día, como dice Bielsa, en el fútbol no podés dar pronósticos ni declarar favoritos, porque quedás mal, y en este Mundial ha sido así. Estos equipos europeos no se alcanzaron a soñar que iban a ser los grandes protagonistas del Mundial, y pasa porque hay cansancio, porque se viene de un desgaste excesivo durante 11 meses. Tras esas fatigas físicas y cognitivas, a veces sale campeón no el mejor, sino el que más resistió durante el mes”.

Hector Fabio Grueso


hgruesso@hotmail.com

Fuente: Comunicaciones Jorge Luis Pinto

Diego Umaña: "Colombia debe ir al rescate de su estilo"



Lunes 09 de Julio del 2018  |  Hector Fabio Grueso

Se encienden las luces, se ubican las cámaras, estalla la pirotecnia; se exhibe la majestuosidad de los estadios y se manifiesta la sobriedad de los rusos. Entre tanto, cuando el fútbol quiere mostrar su lado más agradable, Cavani anota dos golazos, pero su esfuerzo físico lo dejó al margen del Mundial; James Rodríguez también sufrió el rigor de la ardua temporada con su club, y Brasil terminó padeciendo frente a Bélgica tras la ausencia de Casemiro. “Cuando las individualidades están por encima de la idea de juego, muchas veces esas dependencias son definitivas para ganar o perder; aunque Uruguay jugó de acuerdo a su estilo”, sostiene Diego Édison Umaña.

Umaña, campeón con América, Junior y con el Juan Aurich peruano, se mostró desencantado de la Copa Mundo que se disputa en Rusia, y en desacuerdo con la euforia que generó en Colombia el haber sido eliminados en los Octavos de Final.“Colombia hace un mes le había ganado a Francia y hoy Francia es la potencia. Colombia es mejor que Inglaterra, Suecia, Rusia, y está tú a tú con Bélgica. Pudo aspirar a llegar a la final. Ya le había ganado a Polonia, que fue uno de los más fuertes en las Eliminatorias de Europa. Lo digo para mejorar, no por criticar. Hay que mantener la condura y decir lo que se dejó de aprovechar. Hubiera sido un orgullo grande para todos”.

¿Qué debe replantear Colombia?

 “Lo primero, es ir al rescate de su estilo, de su sentir, de lo que nos ha gustado; de nuestra identidad, y a partir de ello, lograr los objetivos. Los jugadores están capacitados para hacerlo. La dictadura del resultado, no puede menoscabar el legado que se dejó a través de los años”.

¿Este Mundial está más enmarcado por la promoción que por lo futbolístico? 

“Ha tomado ese cambio. En el 62, uno lo escuchaba a través de la radio, luego, se empezó a ver algunos partidos por televisión. En el 86, todo el planeta vio a Maradona. Ahora, esto sigue avanzando, pero afuera. Este Mundial tiene más protagonismo afuera que en la cancha, por la tecnología y las facilidades que hay para transmitir información, pero la esencia del juego, el goce, la espontaneidad, no tiene tanta importancia. Uno ve que en ocasiones se marca, 70% de posesión de un equipo, pero no explican en qué sector de la cancha sucedió ni lo que generó. Eso sin profundidad ni cambio de ritmo en el último tercio de la cancha, no sirve para nada. En este Mundial, hay jugadores que no pudieron llegar en su mejor forma”.

La pérdida de identidad de Argentina: “Desde hace años viene con muchos inconvenientes. Tengo muchos recortes de periódicos, donde se hablaba de la idea de juego y el sentimiento de los argentinos, y cuando yo jugaba contra ellos, los mejores jugadores de Argentina estaban en esa Liga, no en Europa. Ellos se fueron alejando de esa relación respetuosa hacia la pelota y llegaron al huevo, huevo, a correr, meter, a luchar. Argentina tiene que volver a su esencia, de Maradona, Riquelme, Bochini, ‘Orteguita’. Cualquier jugador que se destaca, va al exterior. Alguien decía groseramente, ‘es que venden a los buenos, para pagarles a los malos’. La Selección argentina que jugó en este Mundial, no representó al fútbol de su país; manifestaron otro sentir”.

Los partidos los ganan los que menos errores cometan, ¿han sido superiores los errores a las virtudes? “Sí, porque para el Mundial no hay tiempo de preparación, entonces, todo es improvisado, aunque digan que todo está perfectamente planificado. Hay muchas limitaciones que tienen los seleccionadores. Hay pequeñas cosas invisibles fuera del vestuario. Los departamentos médicos deben trabajar permanentemente, para poner a los jugadores lo mejor posible, además de guardar secretos. Y los jugadores quieren hacer piques, rotaciones a velocidad, combinaciones, y no lo pueden hacer seguidamente, porque tienen fatigas secretas y no se quieren ir del Mundial. Por eso, rinden de forma diferente a lo que muestran en los clubes. Cuando Cavanni hizo los goles y más se motivó, se lesionó. Algunos jugadores dan lastima. Juegan 15 minutos y se quedan, porque no pueden mostrar todo su potencial”.

¿Los técnicos de selecciones pueden justificar que no tienen tiempo para trabajar?

 “Tenés que inventarte lo que más podás. La mejor metodología para un entrenador que se considere moderno, es que sea consciente de que debe hacer lo que los jugadores necesitan. Debe comprender y luego elegir lo que va a aplicar para poner bien a los futbolistas”.

La mejor Selección: “Dentro de la pobreza que he visto en este Mundial, comparado con otros, porque yo vi el 70, el 82, lo mejorcito ha sido Bélgica. A Francia le ganamos hace un mes. Pensé que Suecia podía llegar. Hoy en día, como dice Bielsa, en el fútbol no podés dar pronósticos ni declarar favoritos, porque quedás mal, y en este Mundial ha sido así. Estos equipos europeos no se alcanzaron a soñar que iban a ser los grandes protagonistas del Mundial, y pasa porque hay cansancio, porque se viene de un desgaste excesivo durante 11 meses. Tras esas fatigas físicas y cognitivas, a veces sale campeón no el mejor, sino el que más resistió durante el mes”.

Hector Fabio Grueso


hgruesso@hotmail.com

Fuente: Comunicaciones Jorge Luis Pinto

 
VOLVER ATRÁS
© 2013 Todos los derechos reservados.