www.jorgeluispinto.com
Regresar

NOTICIAS

NOTICIAS

La otra Rusia 2018
El técnico Jorge Luis Pinto estará presente en la gran final Rusia 2018
La otra Rusia 2018

La otra Rusia 2018



Sábado 14 de Julio del 2018  |  Jorge Luis Pinto Afanador

¡Qué sorpresa! Para los que tuvimos la oportunidad de conocer la gran RUSIA bajo el imperio socialista de la extinta Unión Soviética. Asombrados estamos quienes hace más de 30 años presenciamos el auge de la cortina de hierro (tanto para bien como para mal) y hoy, en plena Copa Mundial, nos encontramos con cambios sociales y económicos profundos. 

Rusia, hoy es un país que adquirió todas aquellas vivencias y comportamientos de sus enemigos en la política como Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y con más arraigo de su gran contradictor: Alemania. 

Cambios bruscos en su forma de vivir y  hasta en la forma de alimentarse como efecto de la globalización de los mercados; ahora en la nueva RUSIA se hallan todos los restaurantes norteamericanos que representan la occidentalizacion mercantil. Por mencionar algunos comenzariamos por Mc Donald, Burger King, Subway, Starbucks, KFC , Fridays, entre otros.

Lo anterior sin mencionar detalles de su moda automovilística que dejó atrás aquellos lentos y pesados Lada, que ahora son sobrepasados en las largas autopistas y cómodas avenidas de Moscú, Kazan, Sochi y Samara por las elitistas marcas Mercedes Benz, BMW, Volkswagen, Audi, Range Rover, Porsche, Ford y otras que se convierten en el gusto de los exsovieticos. Como sorpresa final, sin la menor duda, resulta encontrar las espectaculares limosinas en pleno centro moscovita, como si estuviéramos en el Miami o New York del Tío Sam.

Sorprendidos  en cualquier ciudad como Moscú,  Kazan y Ekaterimburgo con la hermosura histórica y religiosa que mezcla los misterios del antiguo oriente y el tradicionalismo de occidente, donde se pueden encontrar las mejores marcas de ropa que usan la elite norteamericana o la grandeza Europa Central, como Boss, Armani, Cartier, Gucci, Louis Vuitton.

Para rematar el relato de la Rusia 2018 y como parte de este mundo que divaga entre socialismo y capitalismo, el fin del trayecto termina en el pleno centro de Moscú, donde el elegante Four Season ubicado a 100 metros del mausoleo del líder socialista Lenin, hizo lo que no pudieron hacer los ejércitos ni las tropas alemanas: pisar y levantarse en medio de la imponente Plaza Roja.

Tan solo con caminar 100 pasos se adentra hoy el turista y el mismo moscovita a ese mundo capitalista contra el que luchó el proyecto leninista. Esa  es hoy la gran Rusia que nunca vieron al dogmático Lenin, el atrevido Stalin ni el cómodo Cruchev, ante lo que era su sueño de mantener  una República unida bajo la bandera roja del martillo y de lo que les representaba el trabajo incansable de los sovieticos, pero que hoy es solo el recuerdo de un fervor guardado en las memorias de la historia. 

Fuente: www.jorgeluispinto.com

La otra Rusia 2018



Sábado 14 de Julio del 2018  |  Jorge Luis Pinto Afanador

¡Qué sorpresa! Para los que tuvimos la oportunidad de conocer la gran RUSIA bajo el imperio socialista de la extinta Unión Soviética. Asombrados estamos quienes hace más de 30 años presenciamos el auge de la cortina de hierro (tanto para bien como para mal) y hoy, en plena Copa Mundial, nos encontramos con cambios sociales y económicos profundos. 

Rusia, hoy es un país que adquirió todas aquellas vivencias y comportamientos de sus enemigos en la política como Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y con más arraigo de su gran contradictor: Alemania. 

Cambios bruscos en su forma de vivir y  hasta en la forma de alimentarse como efecto de la globalización de los mercados; ahora en la nueva RUSIA se hallan todos los restaurantes norteamericanos que representan la occidentalizacion mercantil. Por mencionar algunos comenzariamos por Mc Donald, Burger King, Subway, Starbucks, KFC , Fridays, entre otros.

Lo anterior sin mencionar detalles de su moda automovilística que dejó atrás aquellos lentos y pesados Lada, que ahora son sobrepasados en las largas autopistas y cómodas avenidas de Moscú, Kazan, Sochi y Samara por las elitistas marcas Mercedes Benz, BMW, Volkswagen, Audi, Range Rover, Porsche, Ford y otras que se convierten en el gusto de los exsovieticos. Como sorpresa final, sin la menor duda, resulta encontrar las espectaculares limosinas en pleno centro moscovita, como si estuviéramos en el Miami o New York del Tío Sam.

Sorprendidos  en cualquier ciudad como Moscú,  Kazan y Ekaterimburgo con la hermosura histórica y religiosa que mezcla los misterios del antiguo oriente y el tradicionalismo de occidente, donde se pueden encontrar las mejores marcas de ropa que usan la elite norteamericana o la grandeza Europa Central, como Boss, Armani, Cartier, Gucci, Louis Vuitton.

Para rematar el relato de la Rusia 2018 y como parte de este mundo que divaga entre socialismo y capitalismo, el fin del trayecto termina en el pleno centro de Moscú, donde el elegante Four Season ubicado a 100 metros del mausoleo del líder socialista Lenin, hizo lo que no pudieron hacer los ejércitos ni las tropas alemanas: pisar y levantarse en medio de la imponente Plaza Roja.

Tan solo con caminar 100 pasos se adentra hoy el turista y el mismo moscovita a ese mundo capitalista contra el que luchó el proyecto leninista. Esa  es hoy la gran Rusia que nunca vieron al dogmático Lenin, el atrevido Stalin ni el cómodo Cruchev, ante lo que era su sueño de mantener  una República unida bajo la bandera roja del martillo y de lo que les representaba el trabajo incansable de los sovieticos, pero que hoy es solo el recuerdo de un fervor guardado en las memorias de la historia. 

Fuente: www.jorgeluispinto.com

 
VOLVER ATRÁS
© 2013 Todos los derechos reservados.
www.jorgeluispinto.com
Regresar

NOTICIAS

NOTICIAS

La otra Rusia 2018
El técnico Jorge Luis Pinto estará presente en la gran final Rusia 2018
La otra Rusia 2018

La otra Rusia 2018



Sábado 14 de Julio del 2018  |  Jorge Luis Pinto Afanador

¡Qué sorpresa! Para los que tuvimos la oportunidad de conocer la gran RUSIA bajo el imperio socialista de la extinta Unión Soviética. Asombrados estamos quienes hace más de 30 años presenciamos el auge de la cortina de hierro (tanto para bien como para mal) y hoy, en plena Copa Mundial, nos encontramos con cambios sociales y económicos profundos. 

Rusia, hoy es un país que adquirió todas aquellas vivencias y comportamientos de sus enemigos en la política como Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y con más arraigo de su gran contradictor: Alemania. 

Cambios bruscos en su forma de vivir y  hasta en la forma de alimentarse como efecto de la globalización de los mercados; ahora en la nueva RUSIA se hallan todos los restaurantes norteamericanos que representan la occidentalizacion mercantil. Por mencionar algunos comenzariamos por Mc Donald, Burger King, Subway, Starbucks, KFC , Fridays, entre otros.

Lo anterior sin mencionar detalles de su moda automovilística que dejó atrás aquellos lentos y pesados Lada, que ahora son sobrepasados en las largas autopistas y cómodas avenidas de Moscú, Kazan, Sochi y Samara por las elitistas marcas Mercedes Benz, BMW, Volkswagen, Audi, Range Rover, Porsche, Ford y otras que se convierten en el gusto de los exsovieticos. Como sorpresa final, sin la menor duda, resulta encontrar las espectaculares limosinas en pleno centro moscovita, como si estuviéramos en el Miami o New York del Tío Sam.

Sorprendidos  en cualquier ciudad como Moscú,  Kazan y Ekaterimburgo con la hermosura histórica y religiosa que mezcla los misterios del antiguo oriente y el tradicionalismo de occidente, donde se pueden encontrar las mejores marcas de ropa que usan la elite norteamericana o la grandeza Europa Central, como Boss, Armani, Cartier, Gucci, Louis Vuitton.

Para rematar el relato de la Rusia 2018 y como parte de este mundo que divaga entre socialismo y capitalismo, el fin del trayecto termina en el pleno centro de Moscú, donde el elegante Four Season ubicado a 100 metros del mausoleo del líder socialista Lenin, hizo lo que no pudieron hacer los ejércitos ni las tropas alemanas: pisar y levantarse en medio de la imponente Plaza Roja.

Tan solo con caminar 100 pasos se adentra hoy el turista y el mismo moscovita a ese mundo capitalista contra el que luchó el proyecto leninista. Esa  es hoy la gran Rusia que nunca vieron al dogmático Lenin, el atrevido Stalin ni el cómodo Cruchev, ante lo que era su sueño de mantener  una República unida bajo la bandera roja del martillo y de lo que les representaba el trabajo incansable de los sovieticos, pero que hoy es solo el recuerdo de un fervor guardado en las memorias de la historia. 

Fuente: www.jorgeluispinto.com

La otra Rusia 2018



Sábado 14 de Julio del 2018  |  Jorge Luis Pinto Afanador

¡Qué sorpresa! Para los que tuvimos la oportunidad de conocer la gran RUSIA bajo el imperio socialista de la extinta Unión Soviética. Asombrados estamos quienes hace más de 30 años presenciamos el auge de la cortina de hierro (tanto para bien como para mal) y hoy, en plena Copa Mundial, nos encontramos con cambios sociales y económicos profundos. 

Rusia, hoy es un país que adquirió todas aquellas vivencias y comportamientos de sus enemigos en la política como Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y con más arraigo de su gran contradictor: Alemania. 

Cambios bruscos en su forma de vivir y  hasta en la forma de alimentarse como efecto de la globalización de los mercados; ahora en la nueva RUSIA se hallan todos los restaurantes norteamericanos que representan la occidentalizacion mercantil. Por mencionar algunos comenzariamos por Mc Donald, Burger King, Subway, Starbucks, KFC , Fridays, entre otros.

Lo anterior sin mencionar detalles de su moda automovilística que dejó atrás aquellos lentos y pesados Lada, que ahora son sobrepasados en las largas autopistas y cómodas avenidas de Moscú, Kazan, Sochi y Samara por las elitistas marcas Mercedes Benz, BMW, Volkswagen, Audi, Range Rover, Porsche, Ford y otras que se convierten en el gusto de los exsovieticos. Como sorpresa final, sin la menor duda, resulta encontrar las espectaculares limosinas en pleno centro moscovita, como si estuviéramos en el Miami o New York del Tío Sam.

Sorprendidos  en cualquier ciudad como Moscú,  Kazan y Ekaterimburgo con la hermosura histórica y religiosa que mezcla los misterios del antiguo oriente y el tradicionalismo de occidente, donde se pueden encontrar las mejores marcas de ropa que usan la elite norteamericana o la grandeza Europa Central, como Boss, Armani, Cartier, Gucci, Louis Vuitton.

Para rematar el relato de la Rusia 2018 y como parte de este mundo que divaga entre socialismo y capitalismo, el fin del trayecto termina en el pleno centro de Moscú, donde el elegante Four Season ubicado a 100 metros del mausoleo del líder socialista Lenin, hizo lo que no pudieron hacer los ejércitos ni las tropas alemanas: pisar y levantarse en medio de la imponente Plaza Roja.

Tan solo con caminar 100 pasos se adentra hoy el turista y el mismo moscovita a ese mundo capitalista contra el que luchó el proyecto leninista. Esa  es hoy la gran Rusia que nunca vieron al dogmático Lenin, el atrevido Stalin ni el cómodo Cruchev, ante lo que era su sueño de mantener  una República unida bajo la bandera roja del martillo y de lo que les representaba el trabajo incansable de los sovieticos, pero que hoy es solo el recuerdo de un fervor guardado en las memorias de la historia. 

Fuente: www.jorgeluispinto.com

 
VOLVER ATRÁS
© 2013 Todos los derechos reservados.