www.jorgeluispinto.com
Regresar

BALÓN CRÍTICO

BALÓN CRÍTICO

 
 
Balón Crítico

Final Copa Confederaciones 2013



Brasil: Jogo Bonito, táctico y práctico

30 de Junio, 2013 |  Por: Jorge Luis Pinto Afanador  |  jorgeluispinto@jorgeluispinto.com

 
 

Construir un equipo y más una selección no es fácil, el tiempo es determinante y el grupo de jugadores, que muchos de ellos, juegan y entrenan de diferentes formas, adaptarlos y hacerlos asimilar rápidamente las ideas de juego no es fácil.

Felipao dio muestras de encontrar muy rápido la estructura de su  equipo, sobretodo el  elegir a los futbolistas y darles el posicionamiento ideal.

Posicionó un equipo con Julio César en el arco, una línea de cuatro con Alves, David Luiz, Thiago y Marcelo que sin duda ya habían actuado juntos. Sorprendió en el medio con Paulinho y Luis Gustavo como medios campistas centrales, con excelentes desplazamientos y respaldos, los dos técnicos, tácticos y atléticos, que supieron trabajar con la línea defensiva, apoyar el ataque y dar el equilibrio en todo momento con la pelota, extraordinarios los dos, que no brillan pero son totalmente productivos.

Junto a estos y con gran apoyo, más adelantados, más atacantes que mediocampistas y por los costados están Hulk y Neymar, quienes se desprendían pero que igual se agrupaban en el medio campo, aportando oficio y sacrificio, creación y desequilibrio. Como media punta en un aporte de manejo, creación y trabajo defensivo está Oscar, atlético y dinámico, quien acompaña todo el accionar ofensivo más por zona media y Fred como finalizador definido, como lo hizo con su presencia en área.

Colectivamente Felipao desarrolló un trabajo desconocido en Brasil: presión en punta el cual fue oportuno y preciso. Ante España, cuando el tiempo y el espacio lo exigía lo replegó al medio campo, le redujo espacios y le quitó rápidamente la pelota para atacarlos con salidas rápidas y excelentes cambios de ritmo que los españoles no controlaron. Ver al equipo brasileño presionando, marcando y llegando a posiciones defensivas a todos sus jugadores y especialmente a Neymar, es de reconocer que con la mano de Felipao, Brasil entró en un fútbol táctico y práctico que le empieza a dar grandes resultados.

A la par de ese posicionamiento táctico y esa actitud de todos los jugadores con balón y sin balón, igual hay que decir que los grandes equipos necesitan de figuras a su servicio y hoy su figura, Neymar lo hizo: colectivo, táctico, determinante en el desequilibrio y la definición, pero igualmente pícaro y sorpresivo en su fútbol. Verlo en  en los tres cuartos del campo propio, defendiendo es muestra, que en el Brasil de hoy  hay un equipo donde todos sus jugadores están al servicio de la colectividad en ataque y defensa, olvidándose del JOGO bonito y de la irresponsabilidad táctica.

España no encontró el partido, posiblemente afectado por el desgaste, donde su recuperación después del partido de Italia no fue la ideal. Brasil lo hizo ver así, le quitó la pelota, lo atacó y utilizó los espacios brindados; los españoles intentaron presionar sin contundencia y el manejo técnico de Brasil en salidas rompió todos sus intentos de presión.

Para el segundo tiempo, Scolari maniobró tácticamente a su equipo con los cambios. A Jakson lo posicionó más como mediocampista externo por la derecha, ubicó a Óscar en zona izquierda y adelantó a Neymar como media punta cerca de Fred y posteriormente al lado de Jo, este más rápido y explosivo, para confundir más a la defensa española que hoy se vio sorprendida por el juego rápido y desequilibrante de los locales.

Brasil mostró un fútbol agresivo, colectivo, con mejor disposición táctica, aplicado y disciplinado, que las selecciones de los últimos tiempos. Sin duda la mano y el ojo de Felipao tiene mucho que ver, pues muy pocas veces había tenido esta alineación y más su ubicación en el campo de juego por lo que vimos a un Brasil diferente y bien competitivo que hizo ver muy mal a España y que da muestras de volver a ser un protagonista del próximo mundial.

 

 
VOLVER ATRÁS
© 2013 Todos los derechos reservados.
www.jorgeluispinto.com
Regresar

BALÓN CRÍTICO

BALÓN CRÍTICO

 
 
Balón Crítico

Final Copa Confederaciones 2013



Brasil: Jogo Bonito, táctico y práctico

30 de Junio, 2013 |  Por: Jorge Luis Pinto Afanador  |  jorgeluispinto@jorgeluispinto.com

 
 

Construir un equipo y más una selección no es fácil, el tiempo es determinante y el grupo de jugadores, que muchos de ellos, juegan y entrenan de diferentes formas, adaptarlos y hacerlos asimilar rápidamente las ideas de juego no es fácil.

Felipao dio muestras de encontrar muy rápido la estructura de su  equipo, sobretodo el  elegir a los futbolistas y darles el posicionamiento ideal.

Posicionó un equipo con Julio César en el arco, una línea de cuatro con Alves, David Luiz, Thiago y Marcelo que sin duda ya habían actuado juntos. Sorprendió en el medio con Paulinho y Luis Gustavo como medios campistas centrales, con excelentes desplazamientos y respaldos, los dos técnicos, tácticos y atléticos, que supieron trabajar con la línea defensiva, apoyar el ataque y dar el equilibrio en todo momento con la pelota, extraordinarios los dos, que no brillan pero son totalmente productivos.

Junto a estos y con gran apoyo, más adelantados, más atacantes que mediocampistas y por los costados están Hulk y Neymar, quienes se desprendían pero que igual se agrupaban en el medio campo, aportando oficio y sacrificio, creación y desequilibrio. Como media punta en un aporte de manejo, creación y trabajo defensivo está Oscar, atlético y dinámico, quien acompaña todo el accionar ofensivo más por zona media y Fred como finalizador definido, como lo hizo con su presencia en área.

Colectivamente Felipao desarrolló un trabajo desconocido en Brasil: presión en punta el cual fue oportuno y preciso. Ante España, cuando el tiempo y el espacio lo exigía lo replegó al medio campo, le redujo espacios y le quitó rápidamente la pelota para atacarlos con salidas rápidas y excelentes cambios de ritmo que los españoles no controlaron. Ver al equipo brasileño presionando, marcando y llegando a posiciones defensivas a todos sus jugadores y especialmente a Neymar, es de reconocer que con la mano de Felipao, Brasil entró en un fútbol táctico y práctico que le empieza a dar grandes resultados.

A la par de ese posicionamiento táctico y esa actitud de todos los jugadores con balón y sin balón, igual hay que decir que los grandes equipos necesitan de figuras a su servicio y hoy su figura, Neymar lo hizo: colectivo, táctico, determinante en el desequilibrio y la definición, pero igualmente pícaro y sorpresivo en su fútbol. Verlo en  en los tres cuartos del campo propio, defendiendo es muestra, que en el Brasil de hoy  hay un equipo donde todos sus jugadores están al servicio de la colectividad en ataque y defensa, olvidándose del JOGO bonito y de la irresponsabilidad táctica.

España no encontró el partido, posiblemente afectado por el desgaste, donde su recuperación después del partido de Italia no fue la ideal. Brasil lo hizo ver así, le quitó la pelota, lo atacó y utilizó los espacios brindados; los españoles intentaron presionar sin contundencia y el manejo técnico de Brasil en salidas rompió todos sus intentos de presión.

Para el segundo tiempo, Scolari maniobró tácticamente a su equipo con los cambios. A Jakson lo posicionó más como mediocampista externo por la derecha, ubicó a Óscar en zona izquierda y adelantó a Neymar como media punta cerca de Fred y posteriormente al lado de Jo, este más rápido y explosivo, para confundir más a la defensa española que hoy se vio sorprendida por el juego rápido y desequilibrante de los locales.

Brasil mostró un fútbol agresivo, colectivo, con mejor disposición táctica, aplicado y disciplinado, que las selecciones de los últimos tiempos. Sin duda la mano y el ojo de Felipao tiene mucho que ver, pues muy pocas veces había tenido esta alineación y más su ubicación en el campo de juego por lo que vimos a un Brasil diferente y bien competitivo que hizo ver muy mal a España y que da muestras de volver a ser un protagonista del próximo mundial.

 

 
VOLVER ATRÁS
© 2013 Todos los derechos reservados.